Las cosas buenas no hace falta entenderlas.

Me pone saber que tu mente es inquieta,

que estás elucubrando un nuevo plan para venir

para llegar

y arrebatarme los 5 sentidos

y alguno más.

Me pone que a nada retador le digas que no.

Me gusta que me estimules y

que todo te cause curiosidad.

Excitación.

Que siempre quieras llegar un poco más lejos.

Me pone que desarmes y rearmes todo,

mis pensamientos,

los tuyos.

Que cuestiones el mundo,

que lo mires del revés

y  vulneres el orden.

Que no des nada por sentado.

Me gusta que empujes tus limites

y que empujes los míos,

que me

dejes sin aliento,

secuestrando mi sueño,

mis sábanas.

Me pone que tus ideas me penetren

lentamente.

Y que tus palabras me invadan.

Me gusta que sepas leerme

que entiendas mi idioma.

Que me pilles el humor

que me pilles la mirada.

Que me retes

y me invites a vivir en tu cabeza.

Me excita que sepas como encontrar mi epicentro.

Me pone que te explores

y me explores a mí.

Me pone que te vuelvas temperamental, brillante

porque sabes lo que quieres

porque vas hacia lo que quieres

porque vienes

porque  estas llegando

si lo que quieres soy yo…

 

L.S.

 

Copyright©2016-19

2 comentarios en “Las cosas buenas no hace falta entenderlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s