Bonne année.

Happy new year.

Buon anno.

Frohes neues Jahr.

Feliz ano novo.

Feliç any nou.

Zoriontsu urte berria.

Felices 365 días y un gran beso cálido, húmedo,  licuado, desordenado y muy, muy profundo a todos los que estuvieron entre mis brazos  este año…

 

“La diferencia entre un capricho y el amor eterno es que el primero dura algo más”

(Oscar Wilde)

 

 

Copyright©2016-19

 

Mi sístole bailando con tu diástole.

(Madrid. Diciembre 17)

 

Cuando te como

todos los mares caben en mi boca

navegan veleros fantasmas por mi lengua

y presiento tsunamis de placer que llegan.

Cuando te como el coño

conozco el vino que dio origen a la vida

y lo bebo como el borracho más dichoso

para servirme un trago más de tus adentros.

Cuando te como el coño

espío el porvenir de tus recuerdos

mientras tu cuerpo se exprime

para dar de beber a este eterno sediento.

Digamos que cuando te como entera

te quiero tanto

y como tengo la boca ocupada

en el más feliz de los trabajos

puedo ocultar que me he quedado

seco,

sin palabras.

Están nadando en lo más hondo

diciéndote poemas líquidos

que explican sin sonido

lo que siento

cuando te como el coño.

 

(C. Salem)

 

 

Copyright©2016-19

All you need is hot.

Las reglas del buen amante:

  1. El buen amante, ama. No está contigo por estar, sino por ser.Se preocupa por tus problemas, pero se ocupa de tus placeres.
  2. El buen amante no te hace el amor: te follama. Quiere de ti la perra y la princesa, y montar con ambas un trío de iguales.
  3. El buen amante vive cada encuentro sabiendo que habrá más, pero no cuántos.Y lo disfruta como si fuera el primero o el último.
  4. El buen amante escucha, porque le interesa lo que piensas. Pero no intenta ordenarte la vida,sólo lo que toque latir juntos.
  5. El buen amante es más que un amigo, porque le importas pero no te pide nada a cambio, sólo lo que toque latir juntos.
  6. El buen amante es más que un novio o un marido. Es tu dueño por momentos, pero sabe que te perteneces a ti misma y por eso te das a él.
  7. el buen amante ha de leer poesía en tu cuerpo, o escribirla dentro. Y lamer tu mente con el mismo deseo que lame tu piel.
  8. El buen amante no posee, te tiene mientras lo tienes. No hay contratos mas leales que los que se cumplen porque no existen.
  9. El buen amante ha de estar un poco enamorado y no ocultarlo.Lo suyo no es comercio de sudores, sino la libertad de dar sin garantías.
  10. El buen amante no tiene reglas. Se hacen y deshacen en cada cita clandestina.Pero algo tenía que escribir, mientras espero nuestro próximo encuentro.

(Carlos Salem)

 

 

A la próxima voy a hacer un duplicado de tu lengua

para que cuando te vuelvas a alejar,

mi boca no te extrañe más.

Mejor un triplicado,

no vaya a ser que mi coño te reclame también…”

 

L.S.

 

Copyright©2016-19L.S.

Todo lo profundo ama la máscara. (Nietzsche).

 

Y mientras esperaba a embarcar …

Ha entrado sonriendo, directo a mí, como por derecho. Se ha detenido a unos pocos centímetros.

He podido oler su acento, su sangre , su  seducción reventando entre sus venas .

-¿Este es el baño de hombres?- me ha preguntado en su perfecto idioma.

-No, es el de mujeres- le he respondido deleitándome en la palabra “mujeres”.

Y sonriendo y seduciendo, ha vuelto a insistir: -¿Seguro-?

Observaba su boca, sus gestos a través del espejo, él detrás de mí con su chaqueta negra y una pequeña maleta.

-Seguro-le he contestado, esta vez  intentando alargar cada vocal y consonante, para que el instante se fundiera en mi intención, para pervertir un poco más el silencio

Un escalofrío de placer y de “no te vayas  aún” ha recorrido mi piel en el mismo instante en el que ha rozado su maleta.

La ha apartado, se ha situado detrás de mí  sin dejar de buscar mi mirada en el espejo. Ha respirado  junto a mi pelo, he inclinado la cabeza hacia abajo y él se ha acercado más a mi piel.

He podido sentir su calor, sus latidos bajo el pantalón. Ha susurrado justo en mi nuca algo en su idioma pero esta vez no he podido entenderle. Es igual , su respiración agitada me lo ha dicho todo.

Sus manos se han dirigido a mis caderas, levantando levemente el vestido, con tanta dulzura y sinuosidad que he podido sentir cada milímetro de sus dedos.

Ha seguido respirando en mi nuca, he podido aspirar cada bocanada de su deseo, multiplicando el fuego, la inquietud y el poco sosiego que me iba quedando.

Ha deslizado sus manos hacia mis nalgas, deteniendo así el tiempo .

He suspirado y ha comenzado a besar mi cuello. He abierto más las piernas y he ladeado la cabeza para acercarme a su boca.

Sus dedos entre mis nalgas, lentos, con calma y sin cautela han bajado levemente en busca de más calor. Han llegado a mi sexo. Su dedo corazón entres sus  labios, lo ha humedecido con devoción, después lo ha vuelto a introducir despacio, con seguridad mientras me ha ofrecido por fin su boca  vistiéndome con su saliva.

Humedad.

Profundidad.

Mientras seguia envolviéndome entre susurros y respiraciones perfumadas ha buscado derretirme allí mismo, frente al lavabo y a un espejo que jugaba a espiarnos y no morir ante tanto placer licuante.

Licuado.

Azul.

Y después se ha marchado, dejando el baño tomado por el deseo .

 

“Si está dentro de ti, 

siempre ha estado ahí”

 

601446193

Copyright©2016-19