Sex involves the body, great sex involves the mind.

Porque él es mío, debo enseñarle

porque me pertenece, le cuido

y en este cuidado está incluido ser dura cuando haga falta

y regalarle pedacitos de mí cuando lo estime conveniente.

 

Llegó tarde, le indiqué la hora exacta y se retrasó 6 laxos minutos. 360 segundos…

“Te voy a enseñar en un momento como de molesta estoy”-le dije.

El momento se prolongó. 4 horas exactamente. 240 minutos. 14400 segundos.

“Voy a llevarte a un éxtasis casi tóxico.

Me vas a suplicar que te deje terminar.

Querrás estallar de placer y entre lágrimas me dirás que no puedes más.

Voy a prolongarte en mí.

Me voy a eternizar en ti.

Más allá de lo soportable.”

Comienzo tocando suavemente su hombría despierta, acariciando su miembro y su escroto con detalle, el suave periné y la abertura de su ano. Dejo que mi vista se abra a él. También mi oído mi olfato, mi tacto. Lo saboreo. Comienzo muy despacio, con una mano masajeando suavemente sus testículos hacia arriba mientras mi lengua comienza a profundizar. Cada zona de su sexo es diferente. Me detengo en la rugosidad, me endurezco en la suavidad. Escucho los deseos de cada protuberancia que exploro, de cada pequeña zona de piel. Cada parte pide algo diferente, a veces más presión, a veces un ritmo más lento.

Hago bailar la lengua hacia la zona izquierda de su miembro. Siento cómo las venas se dilatan bajo los lametazos de mi lengua. Me doy cuenta de que la piel carnosa de la parte anterior del pene tiene texturas, responde fuertemente a mis actos. Pide a gritos un tacto cuidadoso. Hace tiempo que espera mi lengua. Lamo su piel suavemente en círculos y la piel se dilata bajo mi lengua, agrandándose como para suplicarme que la toque más.

Paro.

Ahora mi lengua toca la protuberancia inferior de la cabeza de su sexo . Gime.

Escucho sus deseos. Me demoro. Me ausento en intenciones.

Me dirijo a su parte derecha y da la impresión de que esta zona me espera todavía con más ansiedad. Desprende una sensación única. Vuelvo a escuchar a través de mi lengua y pronto empieza a respirar pesadamente, y vuelve a gemir. Cuando mi lengua resbala hacia la parte inferior lentamente me dirijo hacia arriba hasta alcanzar la cabeza, él gime más fuerte y se le tensa el escroto.

Continuo así durante minutos. Muchos…

Sus pulsaciones permanecen al mismo ritmo. Lo elevo. No permito que se desborde. Aún no.

Suspira pesadamente.

Sigo llevándolo al punto justo anterior al orgasmo, a milésimas de segundo. Reduzco.

Respiro.

Le respiro.

Nuevamente lo llevo al límite y me detengo. Avanzo. Retrocedo.

Se eleva. Muy lentamente.

A cada intervalo, el placer aumenta más y más.

Sigo su ritmo. Lo cambio. Lo amoldo a mi antojo.

Amplio. Profundizo. Intensifico.

Su rostro suplica. Sé que no puede más.

Está aguantando tal y como le pedí que hiciera.

 

Horas más tarde comienza a secretar su dulce jugo.

Le pregunto si entendió mi enfado.

Sé que lo hizo.

 

 

“Nadie sabe cuidar de algo mejor que quien lo ha creado”.

 

 

Copyright@2016-19L.S.

 

2 comentarios en “Sex involves the body, great sex involves the mind.

  1. León dijo:

    Se miran, se presienten, se desean, / se acarician, se besan, se desnudan, / se respiran, se acuestan, se olfatean, / se penetran, se chupan, se demudan, / se adormecen, despiertan, se iluminan, / se codician, se palpan, se fascinan, / se mastican, se gustan, se babean, / se confunden, se acoplan, se disgregan, / se aletargan, fallecen, se reintegran, / se distienden, se enarcan, se menean, / se retuercen, se estiran, se caldean, / se estrangulan, se aprietan, se estremecen, / se tantean, se juntan, desfallecen, / se repelen, se enervan, se apetecen, / se acometen, se enlazan, se entrechocan, / se agazapan, se apresan, se dislocan, / se perforan, se incrustan, se acribillan, / se remachan, se injertan, se atornillan, / se desmayan, reviven, resplandecen, / se contemplan, se inflaman, se enloquecen, / se derriten, se sueldan, se calcinan, / se desgarran, se muerden, se asesinan, / resucitan, se buscan, se refriegan, / se rehuyen, se evaden, y se entregan.

    Oliverio Girondo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s