No me con-vienes?

A veces,

sucede que

me gusta recibir estos mails, aunque sean anónimos.

Aunque no pueda ponerles rostro ni voz.

 

…”Te escribo desde el rincón suburbial

de mis neuronas o de mi sexo.

Lo confieso. Despiertas todos mis sentidos.

De madrugada, imagino tus ojos, ese vértigo de mares en profundidad, ese interior cálido y peligroso. Ese accidente de color y densidad.

Sueño.

Me enredo en mí mismo, te convierto en mi circulo vicioso preferido.

Mi boca te busca.

Desciendo. Intento orientarme entre tus movimientos paganos.

Me excitas.

Llego casi hasta rozar la suavidad de tu coño.

Ese dibujo de incitación y humedad.

Vértigo.

Tu sabor provoca en mí la sensación de flotar en mareas de recuerdos.

Realidad y dolor.

Es un coño dibujado de lluvia y absolutos.

Mi polla se adentra en él y cada milímetro de tu piel me regala una sinfonía de colapso.

Y llega el estallido.

La eclosión.

La vida desfilando rauda en apenas unos suspiros.

Me derrumbo.

Tu boca entre abierta

y yo contemplándola o enredándome  en ella.

Pero lo más peligroso,

lo que me desarma.

Es ver aparecer tu sonrisa mojada, justo después de tu placer.

Y entonces es cuando quedo perdido.

En ti.

Dentro de ti…”

 

 

“She’s mad but she’s magic.

There’s no lie in her fire”

(Bukowski)

 

 

Copyright©L.S.2016-19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s