Nada grande se hace sin quimeras.

 

“Todos somos modelados y remodelados por aquellos que nos han querido, y aunque ese amor pueda pasar, no somos sino su resultado… Un resultado que muy probablemente ellos no reconocen y que nunca es exactamente lo que pretendieron.”

(François Mauriac)

 

Cuando Odette encontró a Joel  supo que algo sutil les unía. Algo así como un reconocimiento instantáneo.

Tal vez fueron los gestos, las miradas.  Ese ”je sais pas quoi.·”

 

La noche, la ciudad y un bar cualquiera les unió. Ella buscaba color y el calor.

Apenas se conocieron, él preguntó:

-¿Que hace un azul como tú en un cielo como este?-

Ella sonrió mientras encendía su cigarrillo, volviendo a escuchar otra frase de esa boca que tanto placer anunciaba.

-“Dame una noche de asilo y prometo pervertir tus horas”.

Ella sabia que él necesitaba olvidar. Algo. A alguien.

Ella también, aunque nunca lo confesaría. Aun guardaba el último wasap que envió a su “alguien” y que por supuesto nunca contestaría:- ” Estaré bien. BeS.O.S.”-

Y por eso tal vez estaba esa noche allí, para desenredarse de sí misma.

Bella, con sus labios rojos, su mejor perfume y un vestido corto que realzaba sus esbeltas piernas.

Esta noche le hago poesía y le olvido. Se repetía inconscientemente de vez en cuando.

Y de cuando en vez, Joel la miraba de abajo a arriba, demorándose en cada curva que se adivinaba tras el vestido negro. No descuidó ni un detalle, botines negros de tacón alto, medias altas y una lencería recién estrenada en tonos granates.

Él pidió un whisky y ella una copa de vino. Porque en noches así, ella solo podía buscar su fuerza y él su debilidad.

Tras varios sorbos,  4 risas y 3 blues como música de fondo, los labios de él empezaron a acaparar todo el espacio visual de ella. Gruesos, bien definidos, sonrientes. Dejaban mostrar unos dientes perfectos, aunque ella solo alcanzaba a imaginar como sería sentir su lengua en este preciso instante.

Odette se acercó a su cuello con la primera excusa que se le ocurrió, necesitaba llenarse del perfume que él destilaba.

Lo hizo. Y fue como inspirarle.

-Ahora ya estás un poco más dentro de mí-le dijo con todas las intenciones posibles.

El la miró sin sonreír. Serio. Apagó su cigarrillo. Exhaló el humo y mientras su mano se dirigía al cuello de ella, buscó su boca sin más dilación.

Llena de su aliento y de su olor que prometía prosa y verso se dejo invadir por el ritmo de su lengua.

-De lo mas excitante- pensaba ella.

Comenzó a escurrirse entre sus eses , sus erres y sus infinitos.

Y en esa bendita conjugación sexual ella olvidó por un momento que no estaban solos en aquel local. En un elegante y rápido movimiento se quitó su ropa interior, dejó el tanga sobre la mesa y le susurró:

-¿Crees que las caricias soñadas son las mejores?-

Sin duda, no- le dijo él con una sonrisa tan seductora como hambrienta.

Permanecieron largos silencios en el mismo sitio, cerca de la barra y apoyados ligeramente en unos pequeños taburetes. Ella con las piernas sutilmente abiertas y él  intentando nadar entre ellas.

Los dedos de él rozaban los muslos de Odette, ella sujetaba su mano con fuerza, como temiendo que con tanta humedad pudiera ahogarse . Guiaba sus movimientos, y le facilitaba la maniobra abriendo en cada suspiro un poco más sus muslos.

-No te muevas-le decía ella jadeante.

Él permaneció con sus dedos dentro de ella varios sorbos de whisky más, sintiendo como se estremecía una y otra vez.

Y así pasaron minutos, o tal vez horas. Sin apenas hablar sobre ellos. No sabían nada de sus vidas. Solo se escucharon entre gemidos y risas. Él no le habló de sus continuos viajes por medio mundo, ni de su pasión por  la literatura inglesa. Tampoco ella le confesó que en noches como esta solía  leer a Mallarmé o Rimbaud.

-Esto es amor también- le dijo él, retomando su 4 whisky.

 

 

Copyright©2016-19L.S.

3 comentarios en “Nada grande se hace sin quimeras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s