Fleeing means coming to get you.

Y de repente surgió la repentina necesidad de llamarle.

Delirios de su boca antes de dormir.

Tenía hambre y no solo de sushi, necesitaba sus manos entre mis piernas. Su lengua indagando sobre mi pecho y por encima de todo, su calor entre las sábanas.

Y en la madrugada le envié un mensaje al móvil . No tardó en contestar. Me dijo que debía ducharse y vestirse. Le contesté que no. Doble o nada.

-Vale- me escribió. Lo que tardo en vestirme-

-Mejor no, no te vistas-

Cogió el coche y navegó entre semáforos y radares en la oscuridad de Madrid, así, desnudo. Con sus gafas y sus zapatos. Nada más.

Y llegó a tiempo.

Justo cuando más palpitaba mi vientre. En el mismo instante en el que mis dedos comenzaban a revolotear entre las sábanas negras de seda y mis muslos.

Le abrí la puerta. Así, desnuda, solo con una pequeña camiseta de tirantes blanca. Descalza y con el pelo despeinado. Con una sonrisa y la excitación en la mirada.

-Se trataba de una urgencia- le dije.

-Me hago cargo-contestó abalanzando su desnudez sobre mi piel.

Cerré la puerta suavemente con el pie y le invité a meterse dentro.

Muy dentro.

Hasta el fondo.

«Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo»


(Ludwig Wittgenstein)

Copyright©2016-19L.S.

Un comentario en “Fleeing means coming to get you.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s